Una trayectoria avalada por el triunfo en el mundo de la moda avala el prestigio actual de Tom Ford. En los 90 asumió el cargo de Director Creativo de Gucci y le dio un giro radical para ponerla en la senda de un éxito sin precedentes. En el 2000 dio el salto a Yves Saint Laurent, marca del grupo Gucci, logrando de nuevo una renovación a través de una combinación de sensualidad y misterio.

En abril de 2005, un año después de haber dejado el grupo Gucci, anunció la creación de la marca Tom Ford. Entre el 2005 y el 2006 lanzó una colección de gafas y artículos de belleza. En abril de 2007, junto con el esperadísimo lanzamiento de la colección de accesorios y piezas de vestir para hombres, firmada Tom Ford, se inaugura en el 845 de la Madison Avenue de Nueva York el primer negocio monomarca gestionado directamente. Después llegó el turno de sus primeras fragancias, su primera colección de moda mujer y su propia línea de cosméticos.

Por si fuera poco, Tom Ford también se ha adentrado en el mundo del cine al dirigir en 2009 la película “Un hombre soltero”, adaptación de la novela homónima de Christopher Isherwood y que le valió el reconocimiento internacional. Su actor protagonista, Colin Firth obtuvo por este papel la Copa Volpi en el Festival de Venecia de ese mismo año.

Al igual que en sus colecciones de moda, las líneas glamurosas, exquisitas y modernas definen las colecciones de Tom Ford que ofrece Luyando Opticos.